Sin finanzas sanas es muy difícil lograr tus metas a largo plazo. Aquí te regalamos 14 consejos financieros que mejorarán tus finanzas por siempre.

Ten un objetivo  

Es el primer paso y el más importante. Si no tenemos objetivos claros, no podremos trazar ningún camino en nuestras finanzas.

Ten un presupuesto

Este te va a ayudar con tus objetivos y gastos, ¡es vital decirle a tu dinero a dónde tiene que ir!.

Si vas iniciando, necesitas tener un presupuesto, porque es muy fácil pensar que lo tienes todo bajo control con tus finanzas y que no gastas tanto en esas papitas que te comes todos los días o los taquitos de 2 veces por semana.

Sólo efectivo

Si vas iniciando y aparte tienes deudas, te recomendaría utilizar un sistema de sólo efectivo. Es más fácil que pienses el gasto si tienes que sacar el dinero de tu cartera.

Si no puedes, congélalas

Puedes tomar todas las tarjetas de crédito, meterlas en un bote, llenarlo de agua y congelarlo. Así, cuando quieras comprar algo, mínimo tendrás que esperar a que se descongelen, lo cual te dará tiempo para pensar en si de verdad lo necesitas.

Reduce la cantidad de tarjetas de crédito

El tener muchas ofrece dos problemas: no recordar las fechas y gastos de cada una y pagar anualidades de todas.

Si quieres determinar si necesitas una tarjeta de crédito lee esto: ¿Necesito una tarjeta de crédito?

Haz un buen uso de tus tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito son nuestras mejores amigas hasta que en un momento te confías, la dejas pasar a tu casa y ¡pum! se roba todo. O más bien te compra todo, pero te deja con una deuda impagable y que crece rapidísimo todos los meses.

Paga tus deudas

No contraigas más deudas y paga las que tienes lo más rápido posible. Mientras más tiempo te tardes, más intereses hay que pagar.

Ten un fondo de emergencia

Esto es básico. Si empiezas a ahorrar para llegar a un objetivo, como pagar tus deudas o comprar una casa y en medio de eso ¡pum! el auto se te descompone, ¿qué harás? ¿te meterás en más deudas para poder pagarlo? ¡No!. Usas tu fondo de emergencia y listo.

Pon tus ahorros en donde te den más comisión

Supongamos que quieres ahorrar para irte de viaje en 1 año, para casarte en 14 meses o para comprar una casa en 2 años. ¿Dónde guardas ese dinero? ¿Lo dejas que se quede dormido en tu tarjeta de débito? Aprovecha el tiempo e inviértelo para que al final por lo menos tengas una cena más en ese viaje, un upgrade de sillas o el pago de la escrituración (tal vez).

Paga el mayor enganche posible de tu casa

Antes de comprar una casa, haz cuentas y determina cuál es el mejor tiempo para comprar tu casa. No siempre comprar es mejor que rentar, pero si decides comprar trata de poner el mayor porcentaje posible del costo de la casa al inicio. 

Reduce el tiempo de tu hipoteca

Mientras menos tiempo dures en pagar tu hipoteca, será mejor. Trata de pagar un poco más de lo que tienes que pagar al mes. Verás que esto acortará muchísimo el tiempo para terminar de pagarla.

Contrata un seguro

O muchos seguros. Conoce (lee las pólizas) del seguro que tienes por medio del trabajo y analiza qué otro necesitas. Puedes contratar seguro de vida, gastos médicos mayores, menores, auto, casa, etc.

Recuerda que los eventos desafortunados sucederán.

Busca activamente un aumento

¿Cuánto tiempo llevas en la empresa, en el mismo trabajo? ¿Sabes por qué? ¿Tienes un plan de acción para llegar a tu siguiente puesto en el siguiente año?

Muchas veces nos metemos tanto en el trabajo que se nos olvida que el trabajo no es nuestra vida. Un día te despiden o renuncias y la auditoría para la que tanto te estabas preparando y casi te enfermas por el estrés simplemente se va. Ya no existe, ya no te es importante.

Es por eso que debemos saber exactamente qué es lo que nos falta para poder llegar al siguiente nivel. ¿Estudios? ¿Conseguir una auditoría? ¿Un cliente? ¿Habilidad? ¿Aprender a liderar a un equipo?

¿Qué es lo que te hace falta para llegar al siguiente escalón? Habla con tu jefe y juntos determinen un plan de acción. Y si esa no es la solución, busca un nuevo trabajo.

Paga siempre a tiempo

Si siempre pagas a tiempo nunca tendrás que pagar penalizaciones. Incluso, te pueden hacer descuento y ofertas especiales por ser un buen cliente. Llama a la empresa y pregunta por tus opciones.